<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6776626\x26blogName\x3dJsanto\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://jsanto.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://jsanto.blogspot.com/\x26vt\x3d-3105600937092067879', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Jsanto

sin nada en particular

Aeropuerto

Dispongo de 5 horas en el aeropuerto de Malpensa Milán, asi que con la poca bateria que le queda al ordenador voy a contaros como ha ido todo hasta ahora. Estoy un poco, bastante, cansado, ayer me acoste tarde, muy tarde, y me he levantado a las 6 de la mañana después de haber dormido poco pero haber más que disfrutado la noche. Ahora son las 2.38 de la mañana no he dormido la siesta y mi cuerpo empieza a pasar factura. Sentado en la terminal, junto con un tipo raro (para mi que le falta un hervor, o es el encargado de cada cinco minutos comprobar que nadie se olvidó una moneda en la cabina) Nota aquí son tan fashion que hasta el (gorrilla) tiene buena pinta, va con su camiseta y su canesú.

Enfrente tengo un par de chicas deben de ser erasmus, por como van llenas de maletas, aspecto cansado, y detrás de ellas otras dos, de aspecto relajado, o eso denota la baba de una de ellas que empapa a la otra que ni se da cuenta. Estoy yo, con el ordenador (ole mis huevos... alguien quiere darme el palo?) Se hace yo creo que más duro el venir solo, no tienes nadie a quien contarle como te sientes, nedie con quien reir, nadie a quien preguntar.

Hoy me senti como Homer Simpson en el capitulo 3 de la segunda temporada, ?un pez dos peces, pez fugu? donde Homer pide un pez que le cocina el pinche de cocina pues el cocinero está retozando con una tipa en el callejón de atrás. Como consecuencia tenenmos que a Homer le diagnostican 24 horas de vida... Primero pasa por cinco estados que recomiendo busquéis el dialogo porque es de lo mejor que he visto jamas en toda la serie. Luego tras asumirlo hace una lista con todo lo que tiene que hacer antes de morir. Bien, decide madrugar pero se levanta a las tantas (como me pasa a mi siempre) el día siguiente, por lo que las tareas a realizar las deja a media y salta las menos importantes, bien mi vida ha sido asi, durante las últimas 72 horas, calculo que habré dormido en torno a 4 horas diárias (pero no ha disgusto) Tenía mil listas con mil cosas que hacer, de las cuales las menos importantes se ha quedando en el tintero. Hasta que como en el capítulo termino escuchando la biblia relajado leida por los comentaristas de la tele.

Aquí estoy descansando teniendo un momento para mi. Viendo que ya no hay vuelta atrás. Creía que el momento más duro iba a ser en cuanto me sentara en el avion y me pusiera a recordar, a sentirme solo, a ver que realmente es ida y no vuelta. Pero no ha sido así, he tenido mis momentos de tristeza, en los que he de confesar que como en la boda de mi hermana, he soltado alguna que otra lagrimilla. De todos destaco dos, anteanoche estando con Ana, me senti pequeño enano diminuto, albergado por una suma tristeza que pudo conmigo. Y el segundo esta mañana con mi madre mientras me hacía la maleta, ha sido emotivo, muy emotivo un abrazo que me ha dado. En el aeropuerto con mi padre y con mi madre, he de decir que ha habido un par de momentos en el que aguantar la compostura ha sido complicado... pero ya pasó, ya estoy solo, ahora todo depende de mi, a ver como me apaño,espero que bién...

El vuelo. Temina un poco como ya he dicho que en el momento del despegue un retortijón, y el nudo que llevaba en la graganta anudado en la terminal después de un par de sms, y una llamada que empezo con mi voz quebrada y acabó con una sonrisa de esperanza y de alegria, se desatara. Pero gracias al malá que me ha tranquilizado con sus cuentas y su aromática esencia, se me ha hecho ?bonito? partir con el recuerdo de la gente que me quiere a la espalda, y con el sentimiento de querer a quienes dejo atrás.

Ahora estoy aquí sentado esperando a que lleguen las 6 de la mañana para coger un autobús, que no se a que hora sale exacatmente, que no se donde está su parada, que no se como se saca el billete... para plantarme en lo que será mi próxima ciudad durante ahora nueve largos meses, y segur cortos a mi regreso.
A quienes he dejado atrás, os quiero, a quienes me llamásteis gracias, a quienes os acordasteis. Gracias.
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

» Publicar un comentario en la entrada